Encuentra tu hotel en Astorga
Entrada:     Salida:

Qué ver en Astorga - Información turística

La ciudad leonesa de Astorga tiene gran importancia histórica y cultural, siendo una de las paradas más destacables en el Camino de Santiago. Su situación privilegiada la llevó a convertirse en asentamiento romano en el siglo I a.c. y, posteriormente, en la ciudad denominada Astúrica Augusta.

Capital de la Maragatería, a medio camino entre la meseta y las tierras gallegas, su desarrollo siempre fue de la mano de su importancia como núcleo vertebrador de las comunicaciones en el norte de la Península.

Fruto de esa dilatada historia es su extenso patrimonio, que conjuga restos romanos y medievales junto a obras más modernas pero no menos importantes.

Si queremos descubrir los lugares más importantes que ver en Astorga, podemos empezar por la ruta romana, un recorrido que se puede realizar con guía a través de las construcciones de aquella época y que se inicia en el Museo Romano. El recorrido nos llevará a visitar las termas, las cloacas, el foro y la muralla, entre otros.

La visita guiada dura alrededor de una hora y 45 minutos y el precio es alrededor de 4 €. Sin duda, vale la pena.

Otro de los monumentos destacados que ver en Astorga es su Catedral, de origen románico y cuya construcción se extendió hasta el siglo XVIII, con influencias también barrocas y renacentistas.

Una de las visitas obligadas en Astorga es el Palacio de Gaudí, actual sede del Palacio Episcopal. Este edificio modernista se levantó a 1889 sobre los restos del anterior Palacio Episcopal, que fue devastado por un incendio.

La construcción se realizó siguiendo los planos de Antonio Gaudí, a quien el obispo de entonces, Joan Baptista Grau i Vallespinós, amigo personal del genio, encargó el proyecto. A la muerte del obispo, el arquitecto se desentendió del proyecto por desavenencias con los responsables del Cabildo, pero todo el edificio rezuma el gusto de Gaudí.

Como plaza importante de la Ruta Jacobea, Astorga mantiene también un importante catálogo de iglesias y conventos, muchos de ellos relacionados con la atención a los peregrinos.

Es el caso de los conventos de San Francisco, el Convento de Sancti Espiritu, el Seminario mayor o las iglesias de San Bartolomé y Santa Marta, patrona de la ciudad.

La Plaza Mayor es el punto de encuentro habitual de los astorganos. Porticada y con soportales, está presidida por el ayuntamiento, un edificio del siglo XVIII, en el que destacan las gárgolas y las torres laterales.

Astorga ofrece varios museos interesantes donde conocerás su historia y otras curiosidades. Entre ellos podemos visitar el Museo Romano, el Museo de la Catedral, el Museo del Chocolate, la Casa Panero o el Museo del Tiempo, una extensa exposición de relojes de todas las épocas.

En cuanto a la gastronomía, Astorga es tierra de chocolate (la ciudad tiene una antigua tradición chocolatera). También es tierra de cecina, de embutidos, de legumbres y de carnes.

El plato típico de Astorga es el cocido maragato, que podemos degustar en la mayoría de restaurantes de la ciudad. Elaborado a base de garbanzos, carnes y verduras, es un plato contundente y delicioso.

El bacalao al ajo arriero es otra receta típica de la gastronomía astorgana, que también nos ofrece delicias en duce, como las pastas o los famosos mantecados de Astorga.