img
Información de interés para visitar Burgos
Burgos, la ciudad

Burgos, la ciudad

Ubicada a orillas del río Arlanzón, en el corazón del Camino de Santiago, se halla la milenaria ciudad de Burgos, fundada por don Diego Rodríguez Porcelos en el año 884. Antigua capital de Castilla, Burgos mantiene sus vestigiosos medievales en la infinidad de monumentos y edificios históricos que existen a lo largo y ancho de toda la ciudad.

El Camino de Santiago también dotó a la ciudad de Burgos de innumerables monasterios e iglesias con alto valor histórico y artístico. Pero por encima de todas las obras monumentales de la ciudad destaca la famosa Catedral de Burgos, símbolo universal de Burgos y una de las más bellas muestras del gótico mundial.
Alojamientos en Burgos

Alojamientos en Burgos

El Hotel Abba Burgos es uno de los más impresionante hoteles en Burgos.

Se trata de un 4 estrellas ubicado en el antiguo seminario mayor de la ciudad y desde el que se obtienen una magníficas vistas de la ciudad.

Otros magníficos hoteles en Burgos son el Hotel Palacio de los Blasones y el Mesón del Cid, situados muy cerca de la Catedral. El hotel NH Palacio de Burgos está ubicado en un antiguo palacio completamente rehabilitado como hotel.

Otros destacados hoteles en Burgos son el Silken Gran Teatro, el Sercotel Corona de Castilla, el Husa Arlanzón, el Hotel Almirante Bonifaz, el AC Burgos o el Hotel Bulevar Burgos, todos ellos muy céntricos y desde los que se puede conocer Burgos sin coger el coche.
Lugares de interés en Burgos

Lugares de interés en Burgos

Sin lugar a dudas, la Catedral de Burgos es una visita ineludible en Burgos. Las mejores fotos de la Catedral de Burgos se pueden obtener desde lo alto del Castillo de Burgos, antigua fortificación sita en lo alto del cerro de San Miguel y desde la que se obtienen magníficas vistas de toda la ciudad de Burgos.

El Arco de Santa María da la entrada a la antigua ciudad de Burgos. Una vieja muralla rodea la ciudad, con varias puertas que daban acceso al interior.

Los arcos de San Esteban y San Martín y el Paseo de los Cubos son los principales restos conservados. No se olviden visitar en Burgos dos importantes monasterios: El Real Monasterio de Las Huelgas y la Cartuja de Miraflores.
San Antón y San Lesmes

San Antón y San Lesmes

Son muchas las fiestas y ferias que se celebran en Burgos a lo largo del año. La primera de ellas es la de San Antón, que se celebra el 17 de enero; ese día se realiza en el barrio de Gamonal una comida popular y gratuita a base de titos.

El domingo más cercano al 30 de enero se celebra las fiestas al patrón de la ciudad, San Lesmes. El origen francés del antiguo abad del monasterio de San Juan propició el hermanamiento de Burgos con su localidad natal, Loudun.

La celebración consiste en la ofrenda al santo, por parte del alcalde, de un cirio y un rosco de pan. Tras el acto religioso la fiesta continúa en la plaza de San Juan en la que se degustan el chorizo, la morcilla, el vino y los roscos de pan que se ofrecen al santo (bencedidos). El ayuntamiento ofrece gratuitamente chorizo y morcilla a los asistentes en la plaza de San Juan y en la Plaza España.
El Curpillos

El Curpillos

La festividad más antigua de Burgos es el Curpillos, que se celebra el viernes siguiente al Corpus Christi. También es conocida como El día del Parral ya que se celebra en el paraje de nombre homónimo.

La fiesta comienza en el Monasterio de las Huelgas realizando una procesión con el Pendón arrebatado al jefe moro Miramamolín tras la victoria de la Batalla de las Navas de Tolosa. Tras la celebración civil y religiosa se realiza una romería en El Parral.

En esta fiesta popular los peñistas instalan puestos de venta de bebida y comida (chorizo, morro, morcilla, tortilla...) a la venta para todo el público asistente. En 1953 el Ayuntamiento declaró la fiesta del Curpillos como festiva por aclamación popular.
Fiestas de San Pedro y San Pablo

Fiestas de San Pedro y San Pablo

Pero la principal fiesta de Burgos es la de San Pedro y San Pablo celebrada el 29 de junio. Esta fiesta se celebra en junio desde medievo en forma de feria, la cual se celebraba desde el día de San Juan hasta el día de San Pedro y San Pablo, pese a que las fiestas mayores eran las del Santísimo Cristo de Burgos y la Virgen Blanca celebradas en septiembre; teniendo como día grande el día de la Santa Cruz el 14 de septiembre, pero en 1873 se creó una Comisión de Festejos que decidió celebrarlas en una época más calurosa y con mayor posibilidad de afluencia de público.

El primer acto oficial es el pregón de fiestas. Se realiza desde el ayuntamiento con su correspondiente bomba aunciadora. Durante la semana de fiestas, a mediodía, en el centro de la ciudad, se celebra un pasacalles con los bailes de gigantillos, gigantones y danzantes, finalizando con el canto del Himno a Burgos.Otro de los actos tradicionales es la cabalgata.
De San Pedro al Burgalés ausente

De San Pedro al Burgalés ausente

En el día de San Pedro además de la misa solemne se celebra la tradicional ofrenda floral a Santa María la Mayor siendo la segunda más antigua de toda España detrás de Valencia.

Todos los días se celebran sesiones de fuegos artificiales y conciertos, actividades para niños y actividades callejeras. Todas las tardes hay corridas de toros en el Coso de El Plantío y concurso hípico de saltos en la Ciudad deportiva.

Las fiestas acaban con el Burgalés ausente, una romería en el parque de Fuentes blancas en la que rinde homenaje a los burgalés que emigraron y que regresan a la ciudad por las fiestas.

El Camino de Santiago

El Camino de Santiago

El Camino de Santiago ha marcado para siempre el trazado urbano de Burgos, influencia que se extendió también a los ámbitos sociales, culturales, artísticos y económicos.

La ciudad castellana se convirtió en uno de los principales centros de acogida de peregrinos que llegaban de Europa con destino a Santiago de Compostela para visitar la tumba del santo. La huella del Camino de Santiago todavía permanece en la capital burgalesa.
La Catedral de Burgos

La Catedral de Burgos

La Catedral de Burgos es el monumento más representativo de la ciudad. Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984, constituye uno de los principales ejemplos del arte gótico.

La primera piedra de la Catedral de Burgos se colocó en 1221, sobre un antiguo templo románico que existía en ese mismo emplazamiento. Consta de una planta de cruz latina, con tres naves y girola. Los chapiteles de la fachada, la linterna del crucero y las portadas embellecen todo el conjunto exterior.

En el interior de la Catedral destacan la escalera dorada, el Cimborrio, las capillas de Santa Ana y los Condestables, la tumba del Cid y el popular Papamoscas, un gracioso reloj con una figura humana.

El Monasterio de las Huelgas

El Monasterio de las Huelgas

El Real Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas, joya del arte cisterciense y tumba de importantes reyes, tiene su origen en el deseo del Rey Alfonso VIII y su esposa Leonor de Aquitania de fundar un Panteón Real y un retiro para mujeres de la realeza y la aristocracia.

Su belleza formal y el patrimonio que acumula entre sus muros, en algunos casos de raíz musulmana, son algunos de sus rasgos más característicos.

El monasterio, escenario de importantes ceremonias, contó siempre con el apoyo y la protección de reyes y papas.

La Cartuja de Miraflores

La Cartuja de Miraflores

La Cartuja de Miraflores, construcción que data de finales del siglo XV, es uno de los monumentos más interesantes del gótico final europeo.

Su sobria iglesia, que fue levantada para acoger los restos de los padres de Isabel la Católica, guarda en su interior dos lujosos sepulcros reales esculpidos en alabastro y un impresionante retablo mayor realizado por Gil de Siloe.

Un dato curioso de esta genial obra artística es que los dorados de las esculturas fueron elaborados con el oro traído por Cristóbal Colón tras su segundo viaje al Nuevo Mundo.

De tapas por Burgos

De tapas por Burgos

Burgos suma a sus atractivos culturales una cuidada gastronomía, con productos propios que imprimen personalidad a la cocina burgalesa.

Esta característica ha convertido el tapeo en una práctica muy extendida tanto entre los vecinos como entre los visitantes que se acercan, deseosos de probar los personales sabores que han hecho famosa a esta tierra.

El tradicional pincho de morcilla está presente en la mayor parte de los lugares, lo mismo que el vino de Ribera del Duero.

La zona más importante de tapas es la de la Plaza Mayor y las calles Sombrerería y La Paloma, al igual que la calle San Lorenzo, con gran sabor popular.

Los hoteles mejor valorados en Burgos
Destinos populares