img
Información de interés para visitar Segovia
Segovia

Segovia

La ciudad de Segovia es una de las más típicas ciudades castellanas y la que conserva algunas de las más importantes muestras de la ocupación romana de la Península. En Segovia resulta imprescindible pasear por su casco antiguo, disfrutar de una terraza en la Plaza Mayor o buscar los mejores ángulos para fotografiar el Acueducto.

También el Alcázar de Segovia y la Catedral merecen una visita. Junto a sus paseos, podemos disfrutar de la extraordinaria gastronomía de Segovia, basada en los asados, entre los que destacan el cordero y el cochinillo. Muy cerca de Segovia, podemos visitar al Palacio de La Granja de San Ildefonso.


Acueducto de Segovia

Acueducto de Segovia

Con sus más de 2000 años de antigüedad, el Acueducto de Segovia impresiona por su tamaño y majestuosidad. Con una altura que llega a los 30 m en su tramo más alto, los bloques de piedra que componen sus 44 arcos inferiores y los 119 arcos superiores se soportan únicamente por las fuerza de su peso, sin utilizar ningún tipo de argamasa en su construcción. El Acueducto es el principal símbolo de Segovia, situado en pleno centro turístico y cerca del cual se encuentran numerosos hoteles.


Alcázar de Segovia

Alcázar de Segovia

Residencia de reyes en la Edad Media, prisión de la nobleza y sede del Real Colegio de Artillería, el Alcázar de Segovia ha pasado por diversos usos en su dilatada historia. Lo que más destaca a primera vista de este castillo es la Torre del Homenaje, desde la que se divisan los dos valles del Eresma y del río Clamores, en cuya confluencia se erige el Alcázar.


Gastronomía

Gastronomía

Las recetas tradicionales sobre la base de excelentes materias primas naturales explican la esencia de la gastronomía segoviana. Así, la sopa castellana, los blancos y enormes judiones de La Granja con oreja y pie de cerdo, el asado de cochinillo, la ternera de Prádena, el chorizo de Cantimpalos, las ancas de rana, las truchas de Valsaín, el cordero, pero también nuevas sofisticaciones como el magret de pato al estilo Burdeos, el gamo con setas, el jabalí con arándanos y el pato con ciruelas. Para el postre, la tarta al ponche, los soplillos, el arroz con leche y las castañas cocidas en anises.


San Juan y San Pedro

San Juan y San Pedro

Entre el 24 y el 29 de Junio se celebran en Segovia sus ferias y fiestas, plenas de alegría, verbenas populares y actuaciones musicales. Durante estas jornadas, en la madrugada del día de San Juan -tenido en esta tierra por casamentero- tiene lugar la ancestral Romería de Juarrillos, con desplazamiento a la ermita del mismo nombre, a unos 5 km. de la ciudad, donde cuenta la tradición que por motivo de tan profunda alegría, regada con licores espirituosos, el sol sale dando vueltas.


Santa Agueda

Santa Agueda

El domingo siguiente al 5 de febrero se celebra Santa Agueda. En el barrio segoviano de Zamarramala, las mujeres casadas tienen el poder durante tres días. Dos alcaldesas, vestidas con traje típico de galones dorados y doce botones, tocadas con una especie de mitra y blandiendo el bastón de mando, dirigen a una corporación femenina con licencia para ridiculizar a los hombres y, al término, quemar el "pelele", muñeco que ha sido objeto de escarnio constante.


San Frutos

San Frutos

El 25 de octubre se celebra en Segovia la fiesta en honor de su patrón, San Frutos. Las reliquias del santo, que pasa por ser un buen sanador de hernias y fracturas corporales, son honradas en el trascoro de la Catedral, donde coros e instrumentistas interpretan ese día con gran solemnidad un antiguo villancico que lleva su nombre.


La Catedral de Segovia

La Catedral de Segovia

La armoniosa mole de piedra caliza en estilo gótico tardío que admiramos como iglesia mayor de Segovia es la segunda edificada en la ciudad. Erigida a partir de 1525 por mandato expreso del Emperador Carlos V como desagravio a los desperfectos que sufrió la del s.XII en la Guerra de las Comunidades, reutilizó numerosas piedras de aquella y su claustro completo, en obra de larga concepción que no concluyó hasta el s.XVIII. En el interior se suceden hasta 23 capillas profusamente decoradas, el coro, el trascoro y el excepcional órgano en uso.


La Granja de San Ildefonso

La Granja de San Ildefonso

A tan solo 11 Km de Segovia capital se alza el magnífico Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, cuyo nombre proviene de una antigua granja que los monjes jerónimos del monasterio segoviano de El Parral tenían aquí. Mandado construir por Felipe V, en este Palacio destacan las bóvedas pintadas al fresco, los cuadros y el mobiliario de los siglos XVIII y XIX. Asimismo, la Sala de Lacas, los cuadros realizados por Panini, y el museo de tapices donde se expone, entre otras, la serie del Apocalipsis, obra bruselesa del Siglo XVI. Los impresionantes jardines del Palacio de La Granja son uno de los mejores ejemplos que hoy se conservan de los jardines del siglo XVIII.


Alojamientos en Segovia

Alojamientos en Segovia

Hay una amplia variedad de hoteles en Segovia. Desde los más lujosos y céntricos, como el Hotel Cándido, que incorpora un centro Spa, hasta los más sencillos y tradicionales. Entre los más bonitos destacan el Hotel-Museo La Casa Mudéjar (3*), el Hotel San Antonio Real (4*), el Ayala Berganza y el Hotel Palacio San Facundo, todos ellos hoteles céntricos en Segovia y ubicados en edificios emblemáticos.

Entre los hoteles modernos en Segovia y muy cerca del Acueducto de Segovia, tenemos el Eurostars Plaza Acueducto (4*). El Hotel Infanta Isabel está en la Plaza Mayor de Segovia, en pleno casco antiguo. En las afueras de Segovia destaca el Parador de Segovia, de moderna construcción.


Los hoteles mejor valorados en Segovia
Destinos populares