Encuentra tu hotel en Potes
Entrada:     Salida:

Qué ver en Potes - Información turística

Potes es la capital del Valle de Liébana, entre los macizos montañosos de las sierras de Peña Sagra y Peña Labra y el de Picos de Europa. También es una de las localidades más turísticas de Cantabria, gracias a su ubicación geográfica y la belleza de los paisajes que la rodean.

A Potes se llega desde la costa atravesando el Desfiladero de la Hermida, una garganta que discurre junto al cauce del río Deba y que discurre entre grandes paredes casi verticales de roca caliza, todo ello de una belleza única.

Ubicada en la confluencia de los ríos Deva y Quiviesa, es conocida como la villa de los puentes, de donde deriva su nombre. Es ideal para establecernos y explorar toda la zona, ya que está en en centro de la comarca lebaniega y desde aquí resulta fácil organizar excursiones.

Potes es un lugar idílico para pasear. Con sus calles empedradas y las antiguas casonas que atesoran siglos de historia. Lo ideal es perderse por el casto antiguo, sobre todo por el barrio de la Solana, y atravesar los puentes de San Cayetano y de la Cárcel, que cruzan el río Quiviesa.

Si buscamos lugares que ver en Potes, debemos saber que la villa de Potes cuenta con un rico patrimonio arquitectónico, tanto religioso como civil. Muy cerca de Potes, además, se encuentra el monasterio de Santo Toribio, que alberga una reliquia del Lignum Crucis, que es el trozo más grande conocido de la cruz donde murió Jesucristo.

El edificio más simbólico de Potes es la Torre del Infantado, que anteriormente fue la Casa del Marqués de Santillana. Esta construcción es una casa-torre del siglo XV, con planta cuadrada y rematada por cuatro torres angulares terminadas en almenas. Está situada en pleno centro de la villa, en el casco viejo, y es imprescindible su visita.

Junto a esta torre, podemos ver otras en el mismo entorno, como la Torre del Infantado, la Torre de Orejón de la Lama o las de Calseco, Linares y Osorio.

En cuanto a los monumentos religiosos más representativos de Potes, cabe destacar las dos iglesias advocadas a San Vicente, la más antigua del siglo XIV y la nueva, que comenzó a construirse a finales del siglo XIX. También hay dos pequeñas ermitas: la de la Virgen del Camino, y la de la Virgen de Valmayor.

El lunes es el día del mercado semanal, en el que encontraremos infinidad de productos elaborados en la zona, incluido el conocido orujo lebaniego.

La gastronomía en Potes, al igual que en el resto de Cantabria, es rica en sabores y productos de la tierra, destacando el cocido lebaniego, a base de garbanzos de Potes, patatas, berza, derivados de la matanza del cerdo y cecina de ternera y zancarrón.