img
Hoteles en la Provincia de Huesca
Hoteles con Spa
Aínsa
Aínsa es uno de los pueblos más bellos de Aragón. Situado en la confluencia de los ríos Ara y Cinca, en la capital de la comarca del Sobrarbe y un pueblo medieval por el que parece no haber pasado el tiempo.

Su ubicación, en un alto a casi 600 metros de altitud, fue ideal para la construcción de un pequeño castillo, reconstruido a mayor tamaño tiempo después. El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, paraíso de excursionistas y montañeros, se encuentra a pocos kilómetros, hacia el norte.

El casco antiguo de Aínsa fue declarado en 1965 Conjunto Histórico-Artístico y su centro neurálgico está situado en la Plaza Mayor, junto a la cual también podemos admirar la Iglesia Parroquial de Santa María, obra maestra del románico del Alto Aragón.

El antiguo castillo también es un interesante punto de visita. En dicho recinto se celebra cada año el Festival Internacional de Música Castillo de Aínsa.

Las calles del pueblo rezuman historia de todas las culturas (celta, romana, musulmana y cristiana) que han dotado a la villa de un asombroso legado cultural, artístico e histórico, como atestiguan las numerosas casas señoriales, algunas de las cuales se mantienen en pie desde el siglo XVI.

Aínsa supone un punto de partida para conocer toda la comarca, pueblos como Boltaña situado a tan solo unos kilómetros o espacios naturales destacados, con cascadas, lagos o ríos por los que realizar excursiones en Kayak o paseos por la montaña con raquetas de nieve en invierno.
Información sobre Aínsa
Biescas
El municipio de Biescas, tradicionalmente dependiente de la agricultura y la ganadería, vive hoy del boom del turismo de montaña, atrayendo turistas tanto en invierno como en verano. En los meses de verano, Biescas ofrece una agradable temperatura y muchas posibilidades para los amantes de la montaña y el senderismo. También es el momento ideal para conocer los atractivos monumentos de la localidad, como sus iglesias románicas, El Salvador y San Pedro, la Ermita de Santa Elena, patrona de Biescas, la Ermita de Nuestra Señora de la Collada, la Torraza de Acín, una antigua construcción de origen medieval de caracter defensivo, y el casco antiguo de Biescas, principalmente la Plaza Mayor y el Ayuntamiento. En los meses de invierno Biescas se llena con los turistas que vienen atraídos por la nieve, gracias a la cercanía de la localidad con las pistas de esquí.
Información sobre Biescas
Biescas
El municipio de Biescas, tradicionalmente dependiente de la agricultura y la ganadería, vive hoy del boom del turismo de montaña, atrayendo turistas tanto en invierno como en verano. En los meses de verano, Biescas ofrece una agradable temperatura y muchas posibilidades para los amantes de la montaña y el senderismo. También es el momento ideal para conocer los atractivos monumentos de la localidad, como sus iglesias románicas, El Salvador y San Pedro, la Ermita de Santa Elena, patrona de Biescas, la Ermita de Nuestra Señora de la Collada, la Torraza de Acín, una antigua construcción de origen medieval de caracter defensivo, y el casco antiguo de Biescas, principalmente la Plaza Mayor y el Ayuntamiento. En los meses de invierno Biescas se llena con los turistas que vienen atraídos por la nieve, gracias a la cercanía de la localidad con las pistas de esquí.
Información sobre Biescas
Candanchú
En el Pirineo aragonés se encuentra la estación de esquí de Candanchú, la más antigua de las estaciones españolas de esquí. Candanchú dista apenas 1 km de la frontera con Francia y unos 27 km de Jaca. Por sus características, Candanchú es ideal para la práctica del esquí en familia, ya que ofrece pistas para que puedan practicar tanto los padres como los hijos. La estación de esquí de Candanchú ofrece escuela de esquí y guardería, así como un importante núcleo residencial y hotelero a pie de pistas, con remontes abiertos para uso turísticos incluso en verano.
Información sobre Candanchú
Cerler
Cerler es el pueblo más alto del Pirineo Aragonés, situado a 1.540 metros de altitud. Cerler se ubica en el Valle de Benasque, a 6 km del propio pueblo de Benasque. El casco antiguo de Cerler se encuentra bien restaurado y destaca la Iglesia Parroquial, construída en el siglo XVI. Desde Cerler se obtienen unas vistas panorámicas del Pirineo, con picos de más de 3.000 metros. En Cerler se realizan actividades de montaña y naturaleza durante todo el año, aunque es en invierno cuando recibe más turistas, gracias a que alberga la estación de esquí de Cerler. Otra de las atractivas ofertas de Cerler se basa en el turismo rural, con varios establecimientos en la zona. También hay varios hoteles de 3 estrellas en Cerler. Las fiestas patronales de Cerler son el 10 de agosto, San Lorenzo, y el 29 de abril, San Pedro Mártir.
Información sobre Cerler
Formigal
En el Valle de Tena, casi en la frontera con Francia, se encuentra Formigal, situado a 1.550 metros de altitud, a los pies de la estación de esquí del mismo nombre. Formigal es uno de los principales centros turísticos relacionados con la práctica de esquí, ofrece gran cantidad de actividades relacionadas con la nieve en invierno y con actividades deportivas en la naturaleza en los meses estivales. Formigal posee una iglesia prerrománica del siglo XI y desde el pueblo y sus alrededores se observan unas vistas impresionantes de los picos. En Formigal hay buenas ofertas para alojarse, con precios para todos los bolsillos. También hay una variada oferta de bares y restaurantes.
Información sobre Formigal
Jaca
La villa de Jaca, tradicional cruce de caminos entre Francia y España, es una ciudad de 12.000 habitantes situada muy cerca del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Jaca cuenta con una potente industria turística que alcanza su mayor esplendor durante la temporada de invierno. Jaca también posee la primera catedral románica del país, que data del siglo XI, enclavada en la ruta del Camino de Santiago.

Entre los lugares más interesantes de Jaca está la Ciudadela, una fortaleza defensiva de forma pentagonal construída en el siglo XVI. La cercanía de Jaca con las estaciones de esquí de Astún y Candanchú convierten a esta ciudad oscense en un punto importante para los amantes de la nieve y donde se concentran gran cantidad de hoteles y alojamientos. Además, Jaca cuenta con una gran pista de hielo donde practicar el patinaje.
Información sobre Jaca