img
Hoteles en la Provincia de Burgos
Hoteles con Spa
La provincia de Burgos
Burgos
Situada en una posición privilegiada en la península ibérica, la provincia de Burgos nos ofrece naturaleza, historia, arte, cultura y gastronomía. Burgos es una provincia única, que nos muestra bellos rincones y hermosos contrastes en multitud de parajes inolvidables.

Ciudades medievales llenas de historia y tradición con un atractivo muy especial para el visitante. Los cientos de pueblos, aldeas y villas que salpican la provincia de Burgos componen uno de los más notables conjuntos rurales que se pueden contemplar en España. En la mayor parte de estas localidades es posible disfrutar de una interesante arquitectura popular.
El Camino de Santiago
La provincia de Burgos es una de las más importantes en la ruta jacobea. No en vano, el Camino de Santiago discurre a lo largo de más de 100 kilómetros por tierras burgalesas, dejando a su paso infinidad de muestras monumentales: iglesias, monasterios, albergues, hospederías...

El Camino de Santiago atraviesa la provincia de Burgos de este a oeste, entrando desde la provincia de La Rioja y saliendo por la provincia de Palencia en dirección a León. A su paso, atravesará localidades como Redecilla del Camino, Belorado, Villambistia, Villafranca Montes de Oca, El Monasterio de San Juan de Ortega, la propia capital, Burgos, Tardajos y Castrojeriz, por citar algunas de ellas.
Burgos, la capital
La ciudad de Burgos, capital de la provincia, cuenta con una amplia historia. Fundada en el año 884 por Diego Rodríguez Porcelos, fue una de las principales ciudades medievales, llegando a ser capital de la Corona de Castilla.

Burgos dispone de un importantísimo patrimonio cultural, sobre el que destaca, principalmente, la fabulosa Catedral de Burgos, una de las principales joyas mundiales del gótico y visita inexcusable para los turistas que llegan a la ciudad.

Además, gracias a su situación en la ruta del Camino de Santiago, Burgos se encuentra salpicada de infinidad de monasterios, iglesias y hospitales de peregrinos, monumentos todos ellos de incalculable valor cultural.
Aranda de Duero
Aranda de Duero es la capital de la comarca de la Ribera. Aranda de Duero fue corte del rey con Enrique IV.

Entre los puntos de interés de esta bella ciudad castellana están la Iglesia de Santa María, del siglo XV, en la que se aprecian los escudos reales. También destaca el palacio de los Berdugo, el Santuario de la Virgen de las Viñas y la Iglesia de San Juan.

Si en algo destaca Aranda de Duero es por su gastronomía, que atrae gran cantidad de turistas dispuestos a disfrutar del buen yantar de la tierra.

Entre los platos más importantes de la cocina de Aranda de Duero está el cordero lechal asado en horno de leña, al más puro estilo castellano. También forman parte de la tradición culinaria de Aranda de Duero las chuletas de cordero, los quesos de la tierra y el pan de leña, todo ello regado con un buen vino de la ribera del Duero.
Briviesca
Briviesca es la capital de la comarca burgalesa de La Bureba, al nordeste de Burgos capital. Briviesca está enclavada en la ruta que va entre la capital burgalesa y el norte peninsular, a través de la N-1.

En tiempos de los romanos, en Briviesca se cruzaban dos calzadas romanas, una que dirigía a Pamplona y la otra que lo hacía hacia Zaragoza. En la Edad Media, Briviesca fue lugar de paso obligado del Camino de Santiago.

Las fiestas de Briviesca se celebran el 9 de mayo (Santa Casilda, patrona de la ciudad) y el 15 y 16 de agosto (Nuestra Señora y San Roque). Los productos típicos de Briviesca son las almendras garrapiñadas y las morcillas.
Miranda de Ebro
Miranda de Ebro está situada al norte de la provincia de Burgos, limitando con Alava y con La Rioja. Miranda de Ebro tiene un marcado carácter industrial, debido principalmente a que es un importante nudo de comunicaciones, tanto por carretera como por ferrocarril.

Entre los lugares más interesantes de Miranda de Ebro se encuentran el Puente de Carlos III (de 1977), la Casa consistorial (un edificio neoclásico de 1788), la Estación de Ferrocarril (construída en 1862 y una de más antiguas del norte peninsular), el Teatro Apolo y el Castillo de Miranda de Ebro, aunque sólo quedan visibles algunas murallas.

En el centro de Miranda de Ebro también podemos contemplar varios palacetes, como la la Casa de las Cadenas del siglo XVI, o la Casa de los Urbina.
Lerma
La localidad burgalesa de Lerma (conocida también como la Villa Ducal de Lerma) se encuentra situada a orillas del río Arlanza, a menos de 40 km de la capital castellana.

La historia de Lerma está inseparablemente unida a la del primer Duque de Lerma, valido del rey Felipe III, quien convirtió a la villa de Lerma en Corte de recreo de la realeza. El casco antiguo de Lerma está considerado como el mejor conjunto histórico artístico herreriano que se conserva en España.

Entre los principales lugares de interés en Lerma está el Palacio Ducal, La Colegiata y los Monasterios de San Blas, Santa Teresa y Santa Clara.
Covarrubias
La villa milenaria de Covarrubias, a orillas del río Arlanza, mantiene su aspecto medieval original. Su casco urbano es uno de los exponentes de la arquitectura popular en España, con casas con entramados y calles estrechas que nos dirigen hacia diferentes plazas.

Entre los lugares de interés de Covarrubias cabe destacar el Torreón de Fernán gonzález, la Colegiata de Covarrubias, la Iglesia de Santo Tomé y el Archivo del Adelantamiento de Castilla, sito en el arco que hacía de entrada a la villa.
Destinos populares